artist_focus.jpg

Ana Barros

"La interpretación es el corazón de la escucha"

Escuchar como el motor del movimiento, como el estado esencial de un cuerpo en el escenario.

El cuerpo como eco milenario de muchas vidas.

¿Cómo me muevo cuando escucho mi cuerpo? ¿Cómo me relaciono con otro, practicando la escucha empática?

Escuche su propio cuerpo, escuche a otro, al medio ambiente, a la tierra, al universo, de modo que el cuerpo en el escenario esté cruzado y lleno de todas las cosas, alerta, presente, envolvente e inclusiva.

Nuestra capacidad de escuchar es transformadora, implica el uso de todos los sentidos y una apertura del alma que se abre al mundo. La existencia se da compartiendo la práctica corporal y experiencial, a través de la relación.

En este taller exploraremos un cuerpo que explora este estado de atención y se mueve desde el interior, desde la escucha profunda, hacia el exterior, hacia los demás y lo que nos rodea. Un cuerpo consciente y pensante, capaz de profundizar en su interior y construirse en el espacio, cuestionando e investigando su relación con el entorno. Un vector corporal de energía, arquitectura del espacio que se expande, curva y espacios cóncavos, dentro y fuera de él.

El objetivo es entrar en la temporalidad de la escucha, en la que el espacio entre un cuerpo y otro se vuelve denso y significativo, explorando el cuerpo mismo, el cuerpo colectivo y el cuerpo universal.

Para ello daremos un entrenamiento físico que consiste en fortalecer y estirar, ejercicios para aumentar la conciencia corporal, ampliar las posibilidades de movimiento y las diversas formas de percepción personal, grupal y espacial, con técnicas de danza contemporánea, eutonia, butoh y entrenamiento psicofísico..